Página Inicial

Para nosotros, los católicos, además de posibilitar movilizarnos para defendernos se nos presenta como una herramienta con muchas otras posibilidades en la Fe. Este audio de Alejandro Bermúdez  nos muestra lo qué y cómo.


LAS REDES SOCIALES, UNA HERRAMIENTA PARA LA LIBERTAD



Puedes encontrar la fuente original de este audio en este enlace de ACI Prensa:
http://www.aciprensa.com/podcast/archivo.php?pod_id=4

 



Las_redes_sociales_en_Internet-puntodevista11jun10.mp3

Las redes sociales se han venido mostrando como una efectiva arma de defensa contra las tiranías, los ataques de la mala prensa comprada, y para desenmascarar a los políticos demagogos “políticamente correctos”. Ya no más estamos condenados a sufrir indefinidamente las artimañas, golpes y persecuciones de regímenes populistas y engañosos.


Después del adviento de internet hemos visto dictaduras cayendo una pos otra (unas poquitas se siguen resistiendo, pero su hora también está llegando  ).


El mayor problema ahora son los “populistas” que se vienen haciendo con el poder prometiendo cosas imposibles de realizar y que saben que no podrán cumplir, a menos que en un juego sucio contra las mayorías. (Lo que al mismo tiempo es una bomba de relojería contra ellos mismos.)

 

Estos consiguen elegirse amasando sus votos de puñado en puñado junto a las varias minorías descontentas porque son contrarias a la voluntad y valores de las mayorías aplastantes (y es por eso mismo que son minorías…abortistas, anticristianos, pro-eutanasia, antisistema, antifamiliar, lobbies de sexo alternativo, okupas etc.). Luego, les retribuyen a ese aglomerado de grupúsculos sin representatividad social haciendo leyes en contra de los intereses de las mayorías.  


Y de paso, ya que esos conspiradores detienen el poder valiéndose de la ley de forma moralmente antidemocrática gracias a su bribonada, se aprovechan para también legislar en causa propia y de sus bolsillos. ¿Te suena?

¿Has visto alguna vez algún clamor popular pidiéndole a los políticos para que hiciesen leyes que rebajen la edad del consentimiento sexual de los niños a los 16, 14 o hasta los 12 años? (¿Para que será; para que la pedofilia deje de ser definida un delito? ¿A quien le interesa eso, a las mayorías?)


¿Has visto alguna vez alguna manifestación popular demandando la enseñanza de todo tipo de sodomías bajo la excusa de “educación sexual” a los niños en las escuelas? Otra vez, ¿A quien le interesa eso, a las mayorías?


Hay una máxima que dice “se le puede engañar a pocos por mucho tiempo y a muchos por poco tiempo; pero no a muchos por mucho tiempo”. Y esto es así: por más Big Brother que haya, por más control y manipulación de la prensa, por más escamoteados que sean los estratagemas siempre habrá alguien que lo descubra. No importa el tamaño de la masa engañada, basta que UNO solo se percate. Siempre lo hubo, pero la diferencia está en que ahora la voz vuela porque existe Internet.


Felizmente, ya empieza una reacción organizada en algunos lugares –entre aquellos que ya han padecido ese tipo de bellaquería política-  con la formación de grupos católicos que les exigen a candidatos y partidos políticos que definan claramente sus posturas antes de las próximas elecciones. De esa forma, si les engañan otra vez se autocondenan al ostracismo. Nada mal.


A propósito, ya hemos también oído sobre grupos en la red que empiezan a constituirse en asociaciones para hacer económicamente viable llevar a la justicia a radicales que profanan y destrozan iglesias y las cosas sagradas, ofensas, calumnias e injustificados ataques contra la Iglesia.


Pero hay otra cosa para lo que las Redes Sociales son todavía mucho, pero mucho más importantes y útiles: